CONSEJOS DE SEGURIDAD PARA LAS CLASES.

La norma básica para que las clases transcurran con seguridad para todos es que los patinadores deben comportarse de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás.

PREPÁRATE.

Piensa en dosificar el esfuerzo y en hidratarte. Es importante que seas honesto contigo mismo respecto al nivel de patinaje que tienes. Por tu bien y por el correcto funcionamiento de las clases, no intentes incorporarte a un nivel superior al que tienes sin consulta antes con el monitor o los responsables de las clases.

PROTÉGETE Y EQUÍPATE CORRECTAMENTE.

Sabemos que en ocasiones resultan un poco incómodas, pero es fundamental que te acostumbres a traer y a ponerte las protecciones básicas, adecuadas a tu nivel técnico y a las actividades que quieras realizar. Por ejemplo, en caso de que quieras hacer saltos, será imprescindible utilizar también el casco. Puntualmente subiremos información a la web sobre el mantenimiento de los patines: recuerda que también es importante que tengas en buen estado ruedas, rodamientos y frenos de cara a no tener imprevistos de última hora.

RESPETA A LOS DEMÁS PATINADORES.

Aunque hacemos lo posible por equilibrar en número el total de alumnos por clase, es importante que respetes tanto a los patinadores de tu grupo como a los de los grupos que estén cerca, que pueden ser de niveles superiores o inferiores al tuyo. Intenta que tus trayectorias y avances no supongan peligro para los demás y recuerda que es peligroso agarrarse a otro patinador si presientes que vas a caer, puesto que podrías provocar que ambos acabéis en el suelo. Respeta sobre todo a los patinadores del nivel más bajo y recuerda que todos hemos estado allí en algún momento.

VELOCIDAD.

Los choques y caídas a menudo son consecuencia de una velocidad excesiva de un comportamiento incontrolado, o de no prestar atención a lo que está pasando a nuestro alrededor. Deberemos pararnos, movernos o girar controlando en todo momento nuestro entorno y a los demás patinadores. Circularemos lentamente en las áreas saturadas y especialmente en las curvas o incorporaciones a los carriles centrales y laterales. Es importante adaptar siempre la velocidad a nuestra forma de patinar y a nuestra habilidad personal.

LA SEÑALIZACIÓN.

Aunque no estemos haciendo rutas, recordad que podemos utilizar las señales básicas de peligro y parada (brazos levantados) para indicar nuestros movimientos por las zonas donde se imparten las clases. El que está detrás nuestro agradecerá que le avisemos con tiempo de si vamos a girar o a parar.
No te pares en cualquier sitio. No molestes a los otros patinadores y procura permanecer visible en todo momento.

PERTENENCIAS.

Cada uno es responsable de las sus pertenencias durante el tiempo de las clases. La mesa central será el único sitio que permanecerá vigilado durante el tiempo que duren las clases e incluso ahí, os pedimos que estéis atentos y que al finalizar las clases colaboréis en su retirada para que podamos recoger los materiales lo antes posible.

ASISTENCIA.

Si es posible se agradecerá que las personas involucradas en algún tipo de accidente durante las clases presten ayuda en la medida de sus posibilidades, y ayuden a que cualquier incidente se quede, si es posible, en una anécdota.